El significado de la palabra malware, proviene de su acrónimo en inglés: malicious software que se traduce al español como código malicioso y están diseñados para infiltrase en los equipos de las víctimas con el fin de robar o dañar su información.

Se le denominará malware, a todos los programas que ejecutan acciones no deseadas en los sistemas informáticos y, por ende, es una de las principales preocupaciones en el campo de la seguridad informática.

Hay múltiples tipos de malware, pero dentro de los más destacados, ya sea por popularidad o por el alto impacto en el daño en los equipos, son:

  • Spyware
  • Keyloggers
  • Troyanos
  • Gusano
  • Rootkit
  • Ransomware
  • Phishing

¿Cómo nos protegemos ante un ataque de malware?

La prevención es un punto vital a la hora de proteger nuestros equipos ante una posible infección de algún tipo de malware:

  • Tener un antivirus instalado y actualizado.
  • Tener un Cortafuegos.
  • Precaución en los correos que tengan enlaces o archivos adjuntos sospechosos. Ante la duda es mejor no ejecutarlos o descargarlos.
  • Usar contraseñas fuertes.
  • Mantener el navegador de Internet y sus “plugins” actualizados.
  • Comprobar la lista de programas que su ordenador procesa (en Windows se puede comprobar mediante el “gestor de tareas) y cuando haya una sospecha que pueda estar infectado con malware, revisar esta lista para comprobar si existe algún nuevo proceso. Puede luego buscar por el nombre del proceso en Internet para verificar a que hace referencia ese proceso.
  • Descargar aplicaciones siempre de sitios de confianza.
  • Usar el sentido común.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *